Yo no vivo en San Cristóbal

Nací en San Cristóbal en 1986. Me criaron, crecí, estudié y trabajé allá: durante 25 años disfruté sus amaneceres y atardeceres con todo lo que hay en el medio. También me mudé de San Cristóbal, pero no por ella: no tengo quejas.

Hoy, dos años después de irme, San Cristóbal es mencionada en todo el mundo por diferentes -inserte aquí las que quiera- razones. Y entonces me da por hablar, por opinar, por decir. Siento la necesidad de escribir, llamar, conversar, preguntar y responder. Ser y estar. Y no puedo, porque me mudé ¿sabe? porque “¿y usted no está en Panamá?” Y sí, es verdad, no vivo allá, pero…

… está mi mamá que pasa (y lo digo con propiedad) al menos tres horas cada dos o cuatro días en un supermercado para obtener los productos básicos, que tiene que cocinar tan pronto como pueda porque desde hace tiempo es un padecimiento conseguir gas doméstico, que no duerme por la inseguridad y los disparos que se escuchan a mitad de la noche, que trabajó más de la mitad de su vida dando clase y su jubilación es cualquier cosa menos un descanso.

… está mi papá que tiene que hacer malabares con el sueldo de profesor universitario mientras aguanta horas de cola en otro supermercado (en San Cristóbal desde hace años se regula la venta de productos: no solo por familia, en casos como el Bicentenario por cédula) para conseguir lo que mi mamá no, sin carro porque no hay baterías para reemplazar la que se dañó aunque se despierte en la madrugada para intentar conseguirla en el distribuidor, llegando a casa con la luz del día porque bueno, la inseguridad.

… está mi hermana, con la tesis a medias y un toque de queda que detesta pero sabe que tiene que cumplir: ya son muchos los  atracos a conocidos, los robos a vecinos, los secuestros a paisanos. Dejando a mami en el supermercado para ir a pasar un tiempo similar echando gasolina (que también se regula desde hace años), con odios que no entiende, con preguntas al pasado y con reclamos al presente de Venezuela.

… está mi tía, que mantiene sopotocientas personas con la pensión, que sí que sabe de multiplicación de panes, que no tiene gas, que se le va el agua, a quien ya han atracado en la buseta y que pasa más horas que mi mamá en el supermercado porque tiene una nieta que alimentar.

… está mi sobrina que no tiene la leche que necesita y las compotas que le regula su mamá, porque con ella hacen lo propio en las tiendas. Mi niña que tiene que ir al parque temprano y con media familia, porque ya el peligro llegó a la cuadra. Una personita que no entiende por qué se le dice tanto “no” y que ya aprendió a tener paciencia.

… está mi mejor amiga, luchando para no cerrar su negocio porque día tras día las decisiones económicas de la revolución bonita aplastan a todo emprendedor honesto, dejando de ganar para pagar sueldos de quienes ahora considera su familia, intentando dormir en medio del caos por vivir en la “Ucrania” de San Cristóbal.

… están mis afectos, amigos, hermanos de vida. De quienes por cierto me convierto en enlace informativo cuando se quedan sin luz, sin internet, sin señal. Quienes me hacen respirar profundo cuando se van desconectando. Quienes me mandan notas de voz en las que escucho gritos, explosiones, frustrachera. Todos brillantes, todos trabajadores, todos jóvenes, todos con miedo, todos luchando, todos resistiendo.

… están mi comadrita y mi compadrito, ahorrando hasta lo último para tener un bebé. Ya no piensan en comprar casa porque para qué seguir apuntando a lo imposible. O lo uno o lo otro.

…está mi UNET, mi hermosa casa, mi universidad: con cuarenta años y pasando tal vez el momento más complicado en su historia.

… están mis alumnos, mis colegas y mis profesores enviando bendiciones porque “de la que me salvé”

… está mi escuela de música sin recursos pero con arte.

… está Domingo en la bodega, subiendo los precios porque se los suben.

… están los sancristobalenses, que son lo más bonito que he conocido, lo mejor que me ha pasado.

No, yo no vivo en San Cristóbal, pero estoy allá.

Anuncios
Etiquetado , , ,

50 pensamientos en “Yo no vivo en San Cristóbal

  1. delfa gandica dice:

    Yo vivo en San Cristóbal….. soy madre y me duele que mi ciudad mi país, un día será el país de nacimiento pero no el país de residencia de mi hija… que nuestra Venezuela en poco tiempo será un país con una población mayor de 40 años, porque nuestros jóvenes migran en busca de mejores condiciones de vida… me duele que muchas madres como yo.. un día estaremos solas y no porque es la ley de la vida…. sino porque las madres no queremos que nuestros hijos vivan en un país comunista, queremos libertad, seguridad, trabajo…. VIDA… para nuestros hijos……. y yo seguiré viviendo en San Cristóbal………

  2. Tehe dice:

    Maga nose si me recuerdes!! fui tu alumna , en un diplomado del iufront hace ya un tiempo casualmente antes de irte, y al igual que tu hoy en día me encuentro fuera del país…

    Tus palabras NO SABES , me han hecho llorar porque, es triste ver que esa es la realidad de nuestro querido país de mi querida San Cristòbal!!!. Un país al que amamos , pero que nos deja muy pocas opciones para surgir.

    Miles de bendiciones tus palabras llegan al corazón.

    • MaGabrielaG dice:

      ¡Hola! Sí te recuerdo, como a todos mis alumnos :) ¿dónde andas? Tu tienes mi contacto, estoy a la orden para lo que sea.
      Gracias por pasar por acá. Un abrazo.

  3. Carolina Rivas dice:

    La mejor explicación que he leido Gaby. Leyéndote llegué a sentir lo que sienten todos los venezolanos que han tenido que irse y lo que sentirán los que pronto se van. Hoy ya no salimos a nuestros trabajos y sabes que Pilo y yo somos trabajadores de vocación verdadera y duradera pero sucede que nuestro carro es de color blanco y como suelen confundirlo con un taxi nuestro temor de perderlo entre las llamas es inmenso. Mientras te escribo mi recordada y excelentísima alumna, brotan mis lágrimas desde el tuétano de mis huesos pues créeme que hoy mi dolor sale de allí. Añoro mis paseos al Super, pues eso era lo que hacíamos hace 14 años felices y recién casados mi esposo y yo, soñando con nuestra linda casa y nuestro hogar conformado bajo los valores cristianos que nos inculcaron nuestros padres. Hoy mis hijos (una linda adolescente de 15 y un chiquillo de 9), hablan de: si llevan nuevamente el vinagre a la habitación “por si nos llegan los gases lacrimógenos mami” o “que fino papi encontraron papel higiénico”. Te deseo mucha salud y éxito Gaby… viviendo en San Cristóbal.

  4. maryory dice:

    no te conozco, pero vivi tu relato, tanto que me hizo llorar con un dolor profuindo, porque es nuestra realidad, la realidad que enfrentamos los que tendremos que morir en esta tierra, en este pais que se nos cae a pedazos, pero que amamos y que lamentablemente no tenemos la opción para irnos,. porque ya no podemos, no tenemos edad para comenzar de nuevo en otro país. Yo naci en La Guaira, pero soy merideña de corazón y por adopción y aunque siempre los tachirenses y los merideños se veian medio raro, jaja, porque decian que los merideños eran nariz alzada, yo me siento GOCHA , no de nacimiento sino de corazón, y me siento gocha y añoro esos momentos tan ricos que disfrute en esas tierras, cuando podiamos viajar de Mérida a San Cristóbal, para ir de compras a Cucuta, pero siempre compartiendo esos paisajes tan hermosos de esa linda y hospitalaria tierra tachirense,o cuando alguien conocido iba a San Cristóbal y le pediamos “trae pan andino , que el de alla es bien rico, el camaleón”…..Que dolor ver como nos destrozan nuestro país, que tristeza ver a nuestros niños y jovenes estar pendiente del vinagre (como dice Carolina Rivas), por si llegan los gases o alegranos cuando conseguimos (no importa si es papel de lija) pero tenemos Papel sanitario.
    Que dolor, pero aún con la esperanza que de el poder Divino nos cubra con sus bendiciones y podamos recuperar este hermoso país. envidia de muchos, pero que nos lo arrebataron para destruirlo.
    Debemos mantener la fe en que pronto llegará la luz……

  5. Jose Gregorio Delgado C dice:

    Hola, buenas tardes, por lo que leo y los comentarios, deseo manifestar mi gratitud a tus palabras, soy de San Cristóbal, profesor , y en este momento hago diligencias para contactar amigos, y ex-alumnos que están repartidos por algunos países de América Central o del sur ya que hago diligencias para emigrar, para poder sacar a mis hijos y esposa de este desastre en que han convertido a nuestro bello País, grandes verdades comentas en tu artículo, por todo esto deseo aventurarme para buscar otras oportunidades sobre todo para mis hijos que se están quedando acá sin oportunidades, otra Cuba nos espera acá con esta gente que nos gobierna, no sin antes aniquilar a todos aquellos valientes que se atreven a enfrentarlos. Que situación tan difícil la que estamos viviendo, estamos en un país en guerra, las imágenes internacionales se quedan cortas, gracias y x fa desde afuera siga mostrando al mundo lo que vivimos sobre todo en San Cristóbal

  6. Luis Torres dice:

    Que alegría saber que hay voces que hacen eco de nuestra triste realidad afuera. Son ustedes los que cuentan nuestra historia, mientras los gobernantes cuentan sólo nuestros barriles.

  7. Marianela dice:

    Ay hija! como me dice mi hijo: mami mi cuerpo en Europa y mi corazón y cabeza en Venezuela. Dios y la Virgen María Consolación nos bendicen!

  8. Otilia de Perdomo dice:

    Te admiro!!! fuiste valiente al irte fisicamente de Venezuela, dejando aqui el alma y el corazon; me veo cobarde no puedo dejar a mis padres en este desastre, estoy casada y tengo una hija de 7 años y no podria irme!!!! Llegar a otras tierra pensando que lo que mas quiero pasan trabajo en colas para consegui alimentos me partiria el corazon en pedasitos, no soy de San Cristobal; pero igual Soy de una Ciudad muy bella “Ciudad Guayana” La ciudad mas joven de Venezuela, la de las Empresa Basicas, pues, esa ya no existe, aqui acabaron con todo, solo nos que rogar a Dios por fortaleza, rezar para salir de este regimen que nos esta matando. Dios te Bendiga!!!!!

  9. Alejandra dice:

    buenas noches! vivo en San Cristóbal! primero agradezco tan bellos textos, gracias! vivo en la zona más golpeada de la ciudad! vivo entre precintos universitarios y vivo día tras día la realidad de una guerra! entre escuchar sonidos de detonaciones, alarmas de ambulancias y tanquetas, motos, explosiones ya reconozco cuando son bombas, perdigones, tiros, etc. ya reconozco el olor del gas lacrimógeno lo huelo a diario! en fin encerrada primero por el miedo a tantos factores q no me permiten salir como: la inseguridad ya q el hampa es ley! las balas perdidas son una ruleta, el quedar atrapado en una tranca por barricada entonces te atracan, etc…pero mi mayor miedo es a ver a mi ciudad convertirse en un campo de guerra. ..no puede expresarse con palabras! …Duele en lo profundo, de tal manera que uno no sabe expresar cuanto duele! lo comparo con una perdida de un ser querido…tengo una hija que en su oración dice: Papito Dios llevate a los malos! sólo tiene 5 años! Se y estoy convencida de que el sufrimiento de los venezolanos q estan por fuera es igual o aún más profundo q el nuestro! sé cuán patriota se vuelve uno siendo extranjero porque ya lo viví, y por ese mismo apego a mi patria un dia hace 12 años regrese! y año tras año mi ilusión de que saldríamos de un proceso que mostraba ya la ruta al desvoladero me hacía mantener mi esperanza y decidía quedarme, siempre decía dentro de mi: esto pasará pronto! pero no pasó! aunque sí pasaron los años, si perdí grandes oportunidades afuera, yo prefería vivir aquí….hoy con el dolor de mi alma, pero con ese mismo dolor inexplicable, he tomado la decisión de irme! con las ganas aún de seguir luchando y con la ilusión aún de q saldremos de esta tiranía eso me lo dicta mi corazón, pero la razón ya no puede esperar a ver más! fue demasiado y lo que falta por ver…esto se cuenta y no se cree! sin palabras. ..

  10. Que dolor me da leer todos los comentarios, pensar que eramos felices y no lo sabiamos, nuestra maravillosa patria Venezuela y esta tierra andina hermosa, con su gente tan trabajadora y hechada pa’lante, tengo fé, pronto saldremos de esto que nos esta pasando y volveremos a ser, quizas no igual a lo que fuimos, pero estoy segura, un futuro muy prometedor, saldremos adelante y los que se fueron volveran, con mas ganas, a darle a su terruño y a su familia todo el amor que siempre le han profesado.

  11. Canino dice:

    Hola como estas, tanto tiempo sin saber de ti, te quedo muy cool, se te extraña mucho por aquí!

  12. Zulma Núñez dice:

    Uff, que bello! me sacaste las lágrimas, así estamos todos, con el corazón arrugado, golpeado y con la vista en Dios, esperando que pase un milagro.

  13. LILIAN dice:

    sIN PALABRAS , SOLO LAGRIMAS ;(

  14. carmen valero dice:

    Como dice lilian sólo lágrimas:-) y mucha oración

  15. Ya llegara la luz al final del tunel, cuando los paises que se ven bajo el acoso, persecución y injusticias encuentren la libertad y justicia!

    Grades tu palabras Maria Gabriela, aunque no te he tratado en persona sé que eres una persona que ama a su país y a su gente.

    Esperemos pronto se vea esa luz al final del tunel y que muchas personas puedan reunirse nuevamente para contruir una mejor sociedad.

  16. isabel sepulveda dice:

    bella palabras pero saldremos adelante y san cristobal sera lo que era antes la ciudad de la cordialidad que viva mi estodo tachira

  17. Que bello Maria Gabriela con lagrimas en los ojos, yo soy de San Cristobal. Muchos abrazos y Dios los Bendiga.

  18. Luis Enrique dice:

    Que bonito escrito… El estar fuera del país no los hace menos venezolanos… Igual quedan aquí los seres queridos, las vivencias, los recuerdos y las raíces… Venezuela es y será siempre una tierra UNICA y sé por experiencia que estando fuera pareciera que te llama a gritos… Soy alguien que se niega a irse de Venezuela y dejarla a merced de tanta gente mala, pero que siente que día a día surgen más razones/motivos para hacerlo… La gran mayoría de quienes se fueron no lo hicieron por voluntad propia sino buscando un mejor futuro y una mejor calidad de vida y eso jamás sería reprochable. A veces cuesta es leer que casi exigen que aquí se haga algo y es cuando entra la discordia de que entonces que hacen tan lejos, pero son cosas coyunturales pues al final todos, los que estamos aquí y allá, queremos lo mismo: una mejor Venezuela donde se pueda progresar y tener calidad de vida, una Venezuela que dejarle a las futuras generaciones, una Venezuela donde quienes se fueron deseen regresar. Dios derrame infinitas bendiciones sobre nuestra amada Venezuela y nos permita salir, más temprano que tarde, de estas tinieblas en que nos sumergieron desde hace ya 15 años.
    PD: Soy caraqueño pero tengo sangre GOCHA y GUARA por mis padres y desde el 2000 tengo la dicha de vivir en San Cristóbal, una ciudad maravillosa y lamentable e injustamente reprimida brutalmente por este régimen pleno de ignorancia y resentimiento.

  19. elizabeth dice:

    Como me identifico con tigo nasci Y cresci en San cristobal vivi hasta los 24 anhos Y ahora vivo en Portugal pêro Tengo toda mi família alla pasando por todas esas calamidades q dolor Tengo en mi pecho al saber q mi papa uma persona de 70 anhos hizo uma cola de 12 horas para comprar um kilo de leche em polvo Y q no tienen desodorante sino q tiene q hacer todo con productos naturales Y asi un sim fim de cosas;solo lê pido a dios q esto no demore muchos mas

  20. andrelaportad dice:

    Wow, que sentimiento y tristeza leer estas cosas, te quedo muy bueno y el leer sobre Domingo me transporto a estarle comprando torontos. Saludos desde Australia.

  21. Y que te dijo tu mamá de las ferias? aparte que se la pasaron full…y todos los fines las discotecas están a reventar la gente rumbiando y viajando pero estamos en Ucrania San Cristobal :)

  22. J. A. HechoArte dice:

    Hermoso texto. Y para decir tan duras y dolorosas verdades. Me alegro que voces como la tuya recorran el Mundo, la solidaridad de los desterrados es alimento de los que aquí seguimos sin saber hasta donde. Un fuerte abrazo desde esta San Cristòbal herida, de luto, llena de indiferentes y mediocres pero, lo màs importante, tambièn llena de jóvenes, adultos y mayores valientes, voluntariosos y conscientes de nuestros deberes y derechos.
    La Historia se va construyendo con los hechos y los pensamientos, con los actos de valor frente a la cobardía del poder tirano. desde donde estamos y con lo que hacemos o omitimos vamos dando paso a los acontecimientos, es una frágil o sòlida construcción colectiva mientras la divisiòn y el odio manejen la fragmentada realidad. Hasta que la Libertad y la Soberanía vuelvan a alumbrar el presente y el destino de todos como nación.
    Gracias por escribir!

  23. gerson dice:

    lindas palabras.necesitamos tu voto y el de todos los que a traves de la red y desde la distancia manifiestan justamente su solidaridad

  24. MARIELY ZAMBRANO dice:

    estoy casi igual que tu, vivo en Valencia, y siento tal cual sientes tu, pero sabes que a pesar de todo aqui no pasa nada y me duele, a veces me hierve la sangre, me duele haber visto la cuadra donde me crie, la acera donde jugue la sangre de ese niño inocente, ver por twitter las manifestaciones, y el escuchar a mi familia no hay esto, o no hay aquello, pero desde aqui, mi sangre gocha, con ganas de que este gobierno termine, sigue adelante, tratando que el mundo escuche la violacion de derechos humanos que existe en mi tierra adorada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: